miércoles, 11 de noviembre de 2015

Miércoles, 11 de noviembre.

" Te echo de menos. ¿Dónde estás?"

domingo, 11 de octubre de 2015

Am.

Primer día

11:12
No he ido a la primera asignatura de tercero, vaya primer día. Me he levantado, jugado con el móvil y saludado a mi compañera de piso. Mientras me bebía un zumo he ido a lavarme la cara y es cuando ha sucedido, ha aparecido ella en mi mente. Deseaba ver cuánto tardaba. Esto significa que desde que ha empezado la semana, no ha pasado media hora sin pensar en ella.
.
14:33
Voy para clase, me encuentro bajando del ascensor… ¿qué estará haciendo? Me gustaría saber que hoy voy a verla, después de la costumbre, el choque que es hacerme a la idea de que no la veré diariamente, me desmotiva. No me gusta pensar en ella y que el sentimiento que me llene sea la tristeza…

17:15
He salido al descanso, me he ido a picar algo y ahora que estoy con mis compañeros de clase, algo aburrido, me ha vuelto a venir a la cabeza. Me sabe mal no haberle podido hablar antes cuando me he acordado de ella en clase… Voy a coger el teléfono y a saber de ella.

19:10
Estoy volviendo en coche, voy a aparcar. He escuchado una frase bastante peculiar de la “Gossa sorda” del USB que decía algo como -i com vols que baja el meu cap si vaig com un gos darrere dels teus ossos-, y como no, esto me ha hecho pensar otra vez en ella.

00:45
¿¡Ahora!? Voy a acostarme, lo único que me va a hacer el hecho de pensar en ella es desquiciarme. Recuerdo las noches que hemos pasado aquí juntos y joder si la quiero… Voy a tener que *********me hasta quedarme seco para poder dormir tranquilo, estos pensamientos me hacen hervir la sangre en tantos sentidos que necesito ******me para descansar.


Segundo día

17:28
Voy a la ducha y no sé porque, de todo saco un recuerdo de ella, al cepillarme los dientes, al mirarme la barba, al estar bajo el chorro de agua caliente… Una vez dentro ha vuelto el instinto sexual al verme desnudo, quiero que ella este aquí, quiero que se deslice por todo mi cuerpo mientras estamos llenos de jabón.

17:49
Me he prometido que voy a escribir cada vez que mi mente divague en ella, así que me dan igual los periodos de tiempo. Quiero saber cómo se encuentra, voy a llamarle, no puedo concebir irme de cena con los amigos y que ella este tan mal, es como… muy injusto en cierta manera.


Tercer día

13:30
Me ha despertado hace un rato el cabrón de mi colega, tiene la malsana costumbre de no avisar nunca para nada i encima está lo del otro que se encuentra durmiendo en la cama de al lado. No quiero contárselo para no marearla, pero si hablamos, lo notará y sino, terminaré por explicárselo este fin de semana. Esperaré a ver que me cuentan los dos sinvergüenzas ahora cuando se levanten y hablaré con ella, me encanta escuchar su voz aunque sea en los audios del móvil, es tan melódica…

16:30
Hoy será un día serio y cansado, cuando vaya hacia casa le llamaré. No puedo estar en clase completamente atento, es chocante, conforme dejo de escuchar lo que el profesor dice pienso en ella, estoy alucinando como llega a absorberme la mente en un día como hoy, pero me gusta, solo mis sueños y ella… me gusta.

22:30
Me acabo de despertar y no hay nadie en el piso, voy a hacerme un vaso de leche y tumbarme a la cama que estoy muerto. Me ha alegrado mucho hablar con ella, es bonita y encima esta pirada, se me sigue haciendo raro esto de no verla cada día, pero en cierta manera, es como aprender a quererla más, es lo que me hace el hecho de añorarla. Mañana por fin la veo.

2:00
Sexo, sólo puedo pensar en el sexo que me da, no voy a poder descansar si no me reviento la ***la y eso que sé que mañana la tendré conmigo.


Cuarto día

11:37
Fin, estoy recogiéndolo todo y me vuelvo para casa, no veo el momento de abrazarla, cuando la vea sabrá las ganas que tenía de besarla.

13:21
Estoy volviendo en el coche con la pandilla correspondiente, esto se me hace interminable, no tengo ganas de hablar, sólo de pisar el acelerador y llegar ya. Joder sueno tan empalagoso y desesperado que nunca me reconocería.

16:30
Voy a buscar algo de entretenimiento para acortar tanto como pueda la tarde, terminará a las ocho las clases y yo para esa hora, habré muerto de desquicio… Supongo que ésta será mi última nota en el teléfono, ahora debo pasar esto a limpio y empezará la segunda parte… conseguir acceder a su blog.


Te quiero.

jueves, 1 de octubre de 2015

Viernes, 2 de octubre.

"Desde que soy pequeña me he considerado distinta; tampoco hace falta mucho más; todos son copias de todos. Siempre he sido dos personas en una, desde que tengo uso de razón: la cómoda y la superviviente. Odiaba mi parte cómoda; cuando era cómoda no era yo, era la propia observadora de mi vida, como si me viese a través de una pantalla gigante sin poder hacer o decir nada para cambiar cualquier cosa. Sin embargo, estaba enamorada de mi parte superviviente. Era espectacular, única. Cuando lograba sacarla me hacía brillar, ser YO, YO REALMENTE. Y era maravilloso.
De repente, tu, llegaste un día, y eras inclasificable dentro de mi perfecto y elaborado esquema social. Nunca había conocido a nadie así: tan lógico, tan seguro, tan bipolar, tan tu. Te vi enseguida, te descifre enseguida: eras mi parte superviviente desarrollada. Todo aquello que yo ya era, pero a mayor escala. Era imposible que no me gustases... Suena extraño pero sentía algo contigo: escalofríos. Cualquier situación en la que nos imaginaba me producía escalofríos. Nada me podía parecer más perfecto: tuyyojuntos."

lunes, 21 de septiembre de 2015

Lunes, 21 de septiembre.

"Mi madre siempre decía que unos zapatos elegantes y adecuados permitían sobrellevar cualquier tipo de situación. Siempre había pensado que de donde habría sacado aquella afirmación tan extravagante, que mientras la decía una y otra vez convertía en ley vital. Supongo que aquel carácter un tanto exótico y alocado ya le venía de pequeña, desde que deleito al mundo con su presencia angelical. Ella siempre decía que la gente la respetaba y que esa era una de las principales claves en este mundo para destacar. A veces atribuía esa situación a sus zapatos, pero yo sabía que la respetaban por su persona.  Aun así le seguía la corriente y vanagloriaba todavía más ese poder que los zapatos tenían en su vida. Ambas sabíamos que no era cierto, pero en muchos casos la mentira complace más que la verdad, y sobre todo es menos aburrida.

En mi caso, me hubiese gustado saber que zapatos llevar aquellas veces en las que la vida no da más que palos, pero parecía que mi elección nunca era la correcta. Tenía la extraña manía de ponerme zapatos vivos los días en que mi humor estaba más bajo que mis tacones, en el intento desesperado de sobrellevar los típicos problemas que afectan a la sociedad del siglo XXI. Pocas veces servía de algo. En ocasiones incluso me mofaba de mi propia actitud infantil e irracional, y maldecía las manías que mi madre me empezó a implantar desde pequeña." 

lunes, 11 de mayo de 2015

Lunes, 11 de mayo.


 "Me llenas el ALMA, me la tocas, la revuelves, la haces vibrar."

lunes, 16 de febrero de 2015

Martes, 17 de febrero.

"Sé que las promesas no son contratos, que la gente los incumple cada dos por tres y que no hay sanción aparejada como la que se deriva de una relación contractual entre dos sujetos. Pero ahora mismo te prometería miles de cosas, aunque vayan todas en contra de mi principio ético de NO PROMETER NUNCA NADA A NADIE.
Dejando eso de lado, te prometo despertarte a besos. Cada día de mi vida. Prometo estar siempre que me necesites, y si alguna vez no lo estoy que sepas perdonar mi ausencia. Prometo recordarte todas las cosas que adoro de ti, explotar todas las virtudes que conforman tu personalidad, querer tus defectos y saberme amoldar a ellos. Prometo abrazarte cuando no entiendas nada, y dejarme abrazar cuando no entienda nada. Te prometo follar todos y cada uno de nuestros días, hasta que nos deshidratemos, hasta que nos cansemos el uno del otro, hasta que nos hayamos muerto de placer. Prometo acariciarte cada noche hasta que te duermas a mi lado. Dejarte llorar cuando lo necesites, permitirte que no lo hagas cuando NO lo necesites. Estar ahí. Prometo sorprenderte SIEMPRE. SIEMPRE. SIEMPRE. Te prometo explorar aquellos lugares que nadie ha pisado, descubrir imposibles. Prometo extasiarte con mi presencia, que me extasíes con la tuya, que seamos uno. Prometo rozarte en medio de la gente para recordarte que me tienes, mirarte fijamente cuando el roce no sea posible, hacerte comentarios obscenos en las situaciones menos indicadas para ello. Te prometo reflexiones conjuntas, hablar de todo, solucionar el mundo. Prometo atardeceres, amaneceres, eclipses, lluvias de estrellas. Prometo cuidarte, darte espacio, libertad. Que conservemos nuestra propia individualidad. Prometo canciones, conciertos, raves, manifestaciones y moteles de mala muerte. Proyectos, planes, futuros imperfectos. Te prometo inspirarte, que me inspires. También te prometo peleas, desacuerdos, manifestaciones de la opinión personal desmesurados, piques, broncas. Todas y cada una de ellas con final feliz. Prometo quererte, con excesos, a desmesura, sin medida. De más, apasionadamente, sin ningún tipo de lógica, de todas las formas posibles, como una loca. Pero sobre todo prometo quererte siempre que pueda."

miércoles, 21 de enero de 2015

Miércoles, 21 de enero.

"Te escribí miles de reflexiones, te dedique miles de mis creaciones, te hablé en todos los lenguajes, con todas las expresiones y en todos los lugares posibles. Te dediqué mi vida, pero ni tan siquiera ésta solamente sino la pasada y la futura. Te lloré de todas las formas posibles y en todos los momentos disponibles que el día tiene. Te viví, te soñé, te alcé, te devoré, te consumí de todos los modos inimaginables..."